Dotada de un ácido humor para referirse al genocidio de la Segunda Guerra Mundial, David Wnendt nos ofrece la adaptación cinematográfica de la novela homónima, Ha vuelto, de Timur Vermes. La historia narra cómo Adolf Hitler (Oliver Masucci) viaja en el tiempo para despertar en Alemania en 2014. A partir de este inexplicable acontecimiento, el Führer pronto reconocerá que vive en una época distinta, la cual, desde su razonamiento, está en decadencia política y de identidad. De manera fortuita, Fabian Sawatzki (Fabian Busch), un patético director de medios audiovisuales, se cruzará en su camino. Hitler verá en él un vehículo que lo ayudará a saturar los medios de comunicación con su imagen, todo con el fin, de restaurar el país a través de sus discursos.


Te recomendamos: Videohome y la maldición que vuelve hacer sombra


Con esta obra estrenada en el 2015, David Wnendt causa un revuelo en Alemania porque abre una vieja herida en la historia de la nación, sin embargo, el cineasta rasga la cicatriz con el fin de volverla a coser, pero no con el hilo y la aguja del tremendismo y el resentimiento, sino con los instrumentos de la sátira para ridiculizar la imagen de Hitler, la cual, hasta nuestros tiempos, se sigue recordando con cierta reserva. Esa caricaturización del dictador es lograda. La descontextualización del personaje en una época en la que debe redescubrir el mundo y sus tecnologías, lo facilita. No obstante, lo verdaderamente interesante de la película, es aquel sorpresivo y fino terror que se teje gracias a los fragmentos tipo documental en los que, sin dejar de ser fiel a la situación de desorden, abuso, mentira y decadencia que se vive en la Alemania del siglo XXI, varios ciudadanos de la vida real que son entrevistados por el falso líder nazi, revelarán su gozo al escuchar que éste podría regresar al poder con rigor. El racismo que motiva a los alemanes a sentir ese placer por ver al Führer en el “trono”, pero más los deseos de restablecer la autoridad y la protección que se ha perdido en el país con los últimos servidores públicos, son los elementos que de algún modo pueden perturbar al espectador, pues se le invita a experimentar ese mismo deseo y placer al imaginar que su nación, cualquiera que sea, pudiera ser lidereada por un elocuente nacionalista, «honesto», ambicioso y celoso del crecimiento de su propio país. Sin embargo, esto, a su vez, también invita a sentir cierta culpa por las consecuencias de violencia y muerte que se darían, según atestigua la Historia.

Plagada de humor negro no apto para semitas, de sarcasmos, de ironías y de una inteligente comedia física, Ha vuelto revela que la naturaleza dominante de Hitler no es ajena, sino que es parte de cada ser humano que desea el progreso y la supremacía: la masa no es controlada ni seducida, sólo necesita de alguien que le hable de lo que quiere escuchar. La notable diferencia entre la masa y el Führer, dentro de la película, estriba en que la primera carece de ambición, de poder de convocatoria, elocuencia y pasión para ir por lo que desea. De este modo, se convierte en un rebaño que se deja guiar a cayado por un líder que, por muy noble y perfecto que aparente ser en la ejecución del poder, en los escritorios de la política, maquinará labores en las que otros países, culturas, ideologías y cosmovisiones serán avasalladas con política y tratados que le aseguren la permanencia y crecimiento de su propio poder.

Si usted desea que su país mejore, quizá se deba cambiar el perfil del mandatario por uno con mayor celo (egoísmo) de su nación. Y si eso sucediera, sólo piense en las consecuencias, tanto positivas, como negativas. Aclaro, no propongo nada que la Historia no haya escrito con la sangre de los vencidos, sobre el delicado papel de los vencedores.

¿Ya lo pensó?

¿Qué le gustaría?

¿Cuál es la calidad de vida en su país?

Título original: Er ist wieder da, Dir. David Wnendt, Guión: David Wnendt, Mizzi Meyer, Producción: Oliver Berben, Lars Dittrich, Fotografía: Hanno Lentz, Cast: Oliver Masucci, Thomas M. Köppl, Marc-Marvin Israel, Música: Enis Rotthoff, País: Alemania, Idioma: Alemán, Año: 2015.

★★★★★

IMDB